NOTICIAS
Oscar Borrego Prieto medalla de plata    
 Una vez más la Muestra de Luelmo en La Opinión
"La Mayuela" visita nuestro pueblo

¡¡ Por fiiiiin !! Han comenzado las obras de la iglesia

 

Portada

Presentación

Historia

Actualidad

Nuestras fuentes

Colaboraciones

S.O.S. Luelmo

Ventana a Monumenta

Foros

"La plaza el pueblo"

Escudo y bandera
Gastronomía

El rincón de Michel 

Fotos:

Primavera    

Verano

Otoño  

Invierno

Antiguas       
Variadas

La foto semanal    

Sugerencias

Cultura:

Fiestas 2018   

Poesía 

Artesanía      
Senderismo 

Links interesantes

Servicios(en preparación)

Predicción meteorológica

 
 
EL TOMILLO

                            EL TOMILLO

De aroma intenso  el de sus minúsculas hojillas hierba” tostada” al sol concentra su perfume por los rayos que la calientan

Olor a bajomonte, matorrales, encinas, carrasposa y como no a deliciosa brisa  sentado en la cruz del camino de Zamora.

 

En su origen los pueblos asentados a orillas del todo poderoso” DUERO” lo utilizaban como recurso medicinal, antiséptico y relajante además de introducirlo en los potes y cazuelas junto a ajos y cebollas. Imprescindible por otra parte  para dar tan regio sabor a guisos como el jabalí, el ciervo, ó el clásico pollo sayagués

 

El tomillo cortado justo antes de desflorar es el más aromático, su capacidad para favorecer la digestión lo hace apropiado para condimentar alimentos pesados y grasos como los antes mencionados.

Deshojados a la boca de la olla frotando las ramas con la yema de los dedos al hervir la cazuela es todo un regalo empaparse de sus vapores.

 

Chispas en el paladar y es que el tomillo es casi............”eléctrico