NOTICIAS
Oscar Borrego Prieto medalla de plata    
 Una vez más la Muestra de Luelmo en La Opinión
"La Mayuela" visita nuestro pueblo

¡¡ Por fiiiiin !! Han comenzado las obras de la iglesia

 

Portada

Presentación

Historia

Actualidad

Nuestras fuentes

Colaboraciones

S.O.S. Luelmo

Ventana a Monumenta

Foros

"La plaza el pueblo"

Escudo y bandera
Gastronomía

El rincón de Michel 

Fotos:

Primavera    

Verano

Otoño  

Invierno

Antiguas       
Variadas

La foto semanal    

Sugerencias

Cultura:

Fiestas 2018   

Poesía 

Artesanía      
Senderismo 

Links interesantes

Servicios(en preparación)

Predicción meteorológica

 
 
PIMIENTOS RELLENOS DE BACALAO

PIMIENTOS RELLENOS DE BACALAO

 

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS  

16 Pimientos del piquillo, 2 cebollas, 1 cabeza de ajos, 1 bote de tomate hecho, 300gs de harina, 3 huevos, 1/2 litro de aceite de oliva, sal a ojo, 1 vaso de vino blanco, 1 litro de agua.  

    Poner el bacalao cortado en trozos a remojo 24 horas, pasado ese tiempo, exprimir, suprimir las espinas y las pieles y desmenuzarlo. Reservar en un plato aparte.  Nota.- (Si el bacalao es desmigado con 3 horas de remojo es suficiente) .

    Poner en una sartén un poco de aceite de oliva, la cebolla y los ajos, todo bien picado en trozos pequeños y dejar hacer durante 5 minutos. Después echar el bacalao, que tenemos reservado, el tomate hecho y un poco de harina, 1 cucharada aproximadamente, dejar hacer el relleno 5 minutos. Y reservar hasta que rellenemos los pimientos.

    Rellenaremos unos 16 pimientos dejando sin rellenar 2 centímetros  para que cuando los friamos  no se nos salga el bacalao. Una vez rellenos, les echamos un poco de sal por encima, si hiciera falta si no, no.         Seguidamente los freímos rebozándolos con harina y huevo, justo dorarlos un poco y sacarlos sobre unas servilletas de papel con objeto de que escurran todo el aceite que hayan podido coger al freírlos y después los ponemos en una cazuela apropiada para el ágape.  

SALSA

    Freímos en una sartén, 1 cebolla, unos dientes de ajo con un poco de aceite de oliva, hasta que la cebolla y los ajos estén bien dorados, seguidamente echamos algún pimiento que nos haya sobrado,  2 cucharadas de harina, un poco de tomate hecho, un poco de vino blanco, lo rehogamos todo un par de minutos, echamos el agua o caldo de pescado y la dejamos hacer durante 10 minutos hasta que la salsa esté en el punto de densidad apetecible. Probar de sal  y pasarla por el pasapuré o chino si tenemos.  

     Y para terminar el plato, mezclamos la salsa con los pimientos, en la cazuela de barro, dejándolos cocer durante 5 minutos, para que se mezclen tan deliciosos sabores.

     Podemos adornar la cazuela, al presentarla en la mesa, con una estupenda cabeza de ajos con tallo largo y sin pelar, colocándola en el centro de la cazuela. Por supuesto solo como adorno.  

¡ ¡ Ah! ! ! Tengan en cuenta que en la cocina lo que hace falta es buen humor y mucha paciencia, porque todo lo que nos cueste hacer cualquier plato, al final tiene su recompensa y sabe mas ricoooooooooo.  

VINO

UN D.O. RIVERA DE DUERO Ó UN RIOJA. O UN ROSADITO DE LOS CERROS ALTOS DE LUELMO DE SAYAGO. (Elaborado con tempranillo. El paso de la madera ha cedido al vino aromas y taninos que le hacen sabroso y capaz de competir con los pimientos y el bacalao.)