NOTICIAS
Oscar Borrego Prieto medalla de plata    
 Una vez más la Muestra de Luelmo en La Opinión
"La Mayuela" visita nuestro pueblo

¡¡ Por fiiiiin !! Han comenzado las obras de la iglesia

 

Portada

Presentación

Historia

Actualidad

Nuestras fuentes

Colaboraciones

S.O.S. Luelmo

Ventana a Monumenta

Foros

"La plaza el pueblo"

Escudo y bandera
Gastronomía

El rincón de Michel 

Fotos:

Primavera    

Verano

Otoño  

Invierno

Antiguas       
Variadas

La foto semanal    

Sugerencias

Cultura:

Fiestas 2018   

Poesía 

Artesanía      
Senderismo 

Links interesantes

Servicios(en preparación)

Predicción meteorológica

 
 
Actualidad

A C T U A L I D A D

   Luelmo es actualmente un pueblo donde es fácil hacer amigos, sobre todo en verano, cuando todos los hijos del pueblo, que un día nos fuimos a una gran ciudad industrial a buscar la quimera, volvemos al redil, y doy fe que volvemos todos, si nuestros trabajos nos lo permiten y aquel que no vuelve.......se queda con las ganas.

www.luelmo.com ( Archivo digital )

  Por qué volvemos todos los años? Es sencillo, porque queremos a Sayago, porque aquí nos sentimos en casa , porque en Luelmo, todos nos conocemos y todos somos amigos, por qué, por qué, por qué .............. tendría tantos "porques" que no tendría espacio suficiente para citarlos.    
Además, los que en la década de los sesenta no se fueron, continuaron manteniendo vivo el pueblo, yo a veces, siento complejo de culpabilidad por haber contribuido con mi marcha al despoblamiento de Sayago; esa es otra de las razones por las que vuelvo siempre que puedo.

Por los años cincuenta, tuvo el pueblo su mayor periodo de esplendor moderno, existiendo entonces dos taxis, tres camiones de transporte, un almacén de materiales de construcción, tres fraguas o herrerías, dos carpinterías aserraderos, tres bares tienda, dos zapateros, un molino de agua en Calabazas y una fábrica de harinas, además se cultivaban todas las cortinas del pueblo y todas las tierras comunales.   

www.luelmo.com ( Archivo digital )

El viejo camión de Mateo

A partir de los años sesenta, muchas casas quedaron cerradas y muchas tierras tanto de propiedad, como comunales, se quedaron sin cultivar.

   Pero los que se quedaron, supieron salir adelante y han conseguido un pueblo que hoy dispone de una cabaña ganadera, sobre todo de ganado lanar, que no tiene nada que envidiar, han convertido los antiguos rebaños de pocas cabezas y poco rentables, en unas explotaciones ganaderas con todas las "comodidades" y avances posibles, salas de ordeño automático, tanques de frío para conservar la leche y naves donde guardar la alfalfa o el pienso. Los medios de cultivo también han cambiado, hoy disponen de maquinaria agrícola adecuada para facilitar una labor que aunque sigue siendo, en mi opinión, la más dura que existe, al menos les da la posibilidad de sacar una rentabilidad que antes por la dureza de esta tierra les estaba prohibida.

Nuestra vieja escuela reformada, es una escuela moderna y hasta hace poco las clases se daban en un ambiente entrañable, la falta de niños y el interés de algunos padres de que sus hijos fueran a Bermillo, la dejó vacía y silenciosa.

www.luelmo.com ( Archivo digital )

 Las casas que en su día se quedaron cerradas con la emigración, hoy siguen cerradas, pero los que nos fuimos, volvemos cada verano y poco a poco las vamos reformando, cada uno en la medida que nuestras posibilidades nos lo permiten, y así como los que se quedaron han contribuido a hacer un pueblo moderno con sus industrias ganaderas y sus casas nuevas, nosotros intentamos poner nuestro granito de arena volviendo y arreglando nuestras viejas casas o construyendo otras nuevas.

  ¿ Qué tendrá Luelmo que todos los que nos fuimos queremos volver ?, e incluso .........los que no han nacido allí, es decir, nuestros hijos.